Textos, Prensa, Crítica

Textos, Prensa, Crítica (16)

 

Las políticas globales de los últimos años, que se ven reflejadas en los Estados, han venido
entendiendo y tratando la cultura como un lucrativo sector de la economía, como un
ejercicio que se define en el consumo de espectáculos de entretenimiento, como una
mercancía más, reduciendo cada vez más el papel fundamental que la cultura tiene en la
vida de los seres humanos y las comunidades.

Al público rural de El Carmen de Viboral los separan de las salas de teatro, en algunos casos, hasta 6 y 8 horas de camino. Al mejor estilo del dramaturgo griego Tespis, quien armado de una carreta llevaba montajes de ciudad en ciudad, el grupo de teatro que lleva su nombre “Tespys”, en El Carmen de Viboral, emula desde 1988 el ejercicio del dramaturgo llevando las salas de teatro a las veredas del municipio.

Miércoles, 15 Noviembre 2017 18:59

LA BAILARINA SONÁMBULA de José Manuel Arango

Hay un texto de José Lezama Lima en el que aparece una bailarina sonámbula. La frase, como es frecuente en el escritor cubano, nos sorprende como destello verbal, como súbito. La bailarina no es asunto de una narración ni motivo de un poema. Es una imagen que cruza entre una sucesión de imágenes, un miembro singular en una enumeración de prodigios.

Miércoles, 08 Noviembre 2017 18:59

El gesto esencial

 Hacer teatro con las entrañas, a como dé lugar. Desde un pueblo conservador como muchos del Oriente antioqueño, Tespys demuestra que se puede hacer un teatro diferente, radical. Y ahí están, veinticinco años después de sus inicios.

Por Eliana Castro Gaviria (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

 “El hombre no puede carecer de una patria pequeña porque carecerá de antecedentes, de la amistad verdadera. Carecerá de lenguaje”.

La casa de las dos palmas, Manuel Mejía Vallejo.

Era 1974. En una casa antigua y de grandes jardines, Carlos Mario Betancur –cuando todavía era Carlos Mario, tenía cinco años y el pelo ni siquiera le llegaba a los hombros– hacía obras de títeres con su hermana todas las tardes después del colegio.

Página 1 de 3